Expertos caracterizan las nuevas narrativas de integración para la Cuenca Asiática del Pacífico

La actividad fue organizada por el Programa de Estudios Chinos del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile y la Universidad Católica de Córdoba, Argentina.

Las nuevas narrativas de integración en la Cuenca Asiática del Pacífico fue el tema de la tercera sesión del Ciclo de Charlas: “Estudios sobre China y la Región de Asia Pacífico".

La actividad contó con la participación del Coordinador del Programa Estudios Chinos del IEI, prof. Andrés Bórquez, quien abordó el marco teórico en que se insertan los bloques y redes regionales en Asia Pacífico.

En tanto, la Directora del Doctorado en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba e investigadora de CONICET, Florencia Rubiolo, se refirió a la nueva Ruta de la Seda; mientras que el Director Ejecutivo Athenalab, Juan Pablo Toro, expuso sobre la estrategia del Indo-Pacífico libre y abierto.

Marco Teórico

Durante su intervención, el prof. Bórquez dio luces sobre las principales características que presenta la vasta región de la cuenca asiática, donde conviven una diversidad de naciones, las cuales se encuentran expuestas a dificultades estructurales, entre los que destacó el impacto del cambio climático, desastres naturales y conflictos territoriales.

“Otra particularidad digna de destacar es que en la región se encuentran los países más industrializados del mundo, pero también los más pobres del orbe”, señaló.

Asimismo, explicó el perfil que ha caracterizado a la cuenca asiática del Pacífico en las últimas décadas. “En la década del ’60 el foco estuvo puesto en vincular Asia Oriental con la cuenca americana del Pacífico; mientras que en los ’80 se centró en el distanciamiento de la lucha hegemónica de la Guerra Fría; en los ’90 la región se abocó a desarrollar una diplomacia comercial, y esta última década ha sido marcada por la multipertenencia y la reconfiguración narrativa Indo-Pacífico, que vuelve a estar vigente de manera más transversal”.

Finalmente, el Coordinador del Programa Estudios Chinos del IEI se refirió las las características de la cultura política de la cuenca asiática, donde -a su juicio- priman el respeto de las diferencias como mecanismo de integración; la política abierta a la integración gradual basada en consensos y mecanismos institucionales flexibles, así como el pragmatismo económico, en que conviven la interdependencia económica a nivel regional, la liberación amplia de los mercados y las pertenencias múltiples.

La Nueva Ruta de la Seda

Por su parte, a la Directora del Doctorado en Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba, Florencia Rubiolo, le correspondió referirse a la Nueva Ruta de la Seda, cuya naturaleza y propósito definió como “zona de expansión de la influencia internacional que promueva y proteja los intereses de China”.

“Las principales motivaciones de la Nueva Ruta de la Seda son de carácter económico y político. En el plano económico, el objetivo está puesto en consumir la sobrecapacidad industrial de China, con foco en el desarrollo de infraestructura, encontrar nuesvos mercados para los productos chinos, asegurar acceso a materias primas y recursos naturales, y la apertura a nuevos mercados donde invertir el exceso de capital”, explicó.

En el plano político destacó que la Ruta busca favorecer y estimular la estabilidad regional y su propia imagen, aminorando la percepción de amenaza que sienten sus vecinos y que genera su comportamiento estratégico-militar en la región.

“En el fondo, necesita entregar una condición de seguridad estratégica tanto a nivel marítimo como terrestre; responder a la deuda externa que tiene con las regiones estratégicas, y darle legitimidad al PC chino frente a la población, mostrando sus logros internacionales y manteniendo las condiciones económicas”, sentenció.

La estrategia del Indo-Pacífico

Por último, el Director Ejecutivo Athenalab, Juan Pablo Toro, se refirió a la emergencia del Indo-Pacífico, concepto acuñado y reconocido por diversas naciones, y al cual -explicó- hay que entender como idea y lugar.

“Como lugar, hay motivos geográficos para defender el concepto Indo-Pacífico, toda vez que se trata de un sistema marítimo interconectado, donde lo que pasa en una parte afecta a otra. Su tamaño es variable y tiene la particularidad de contar con el país más poblado del mundo (China), la mayor democracia del mundo (India), el país con más musulmanes (Indonesia) y más de la mitad de la población mundial, por lo que su estabilidad es crucial, ya que cualquier crisis o conflicto crearía dusrupciones a nivel global”, destacó.

En tanto, como idea, Juan Pablo Toro admitió que el Indo-Pacífico se encuentra en las etapas iniciales de su configuración de poder. “Por su tamaño, el concepto no está hecho para la hegemonía, sino que para la multipolaridad. Acá coexisten dos gigantes asiáticos creciendo juntos, de manera simultánea y no siempre amistosa. Es síntesis, se trata de una alternativa frente a un Estados Unidos impredecible y una China autoritaria”, concluyó.

IEI

Últimas noticias

Compartir:
http://uchile.cl/e179645
Copiar